Calidad y servicio
  • Climatización
  • Electricidad
  • Electrónica
  • Frenos
  • Inyección de gasolina
  • Inyección diesel
  • Mantenimiento programado
  • Mecánica general
  • Pintura
  • Neumáticos
  • Carrocería
  • Pre-ITV
  • Diagnosis
  • Mecánica rápida
  • Tubo de escape
  • Cristales y lunas
  • Carrocería rápida
  • Pasamos la ITV por usted
  • Vehículo de sustitución

CONOCE TU COCHE

SISTEMA DE ESCAPE

El sistema de escape tiene que realizar varias funciones:

Conducir, de manera segura, los gases de escape del motor a la parte trasera del vehículo

Reducir el nivel sonoro del motor

Mantener el rendimiento del motor

Reducir o eliminar ciertas emisiones del motor

Es sumamente difícil determinar la vida de un sistema de escape. Hay muchos factores involucrados, incluyendo el clima regional, el tipo de conducción y si el sistema es sencillo o doble. Sin embargo, como regla práctica general, la esperanza de vida típica de un sistema de escape del mercado de accesorios de alta calidad debería estar cercana a los dos o tres años, dependiendo de los hábitos de conducción y los factores mencionados anteriormente.

Una de las principales causas del fallo de las piezas del sistema de escape es la corrosión interna que ocurre como consecuencia de la humedad ácida que es producida químicamente por la combustión del aire y la gasolina en el motor. Como estos ácidos están en contacto con el interior del sistema de escape, el deterioro de estas piezas se produce principalmente desde dentro hacia fuera.

La humedad ácida es más destructiva cuando las piezas tanto del motor como del sistema de escape permanecen frías. Cuando el motor y el sistema de escape están completamente calientes, los gases calientes que salen por el sistema de escape evaporan el ácido condensado y lo envían al exterior por el tubo de escape. Como resultado de ello, las piezas que están más cerca del motor se calientan primero, permanecen calientes más tiempo y se deterioran más lentamente que las piezas que están más atrás en el sistema. Por consiguiente, los múltiples de escape, los tubos y los convertidores catalíticos tienden a tener una esperanza de vida mucho mayor que los tubos de escape, los silenciadores o los tubos de escape finales.

Debido a los ácidos que se producen durante la combustión, el sistema de escape es una de las muy pocas partes de un vehículo que continúa desgastándose incluso aunque el motor no esté funcionando y el vehículo esté parado.

Los sistemas de escape también fallan por efecto de la corrosión externa causada por la sal y otros agentes químicos que se utilizan en las carreteras en invierno para aumentar la seguridad del tráfico.

La línea de escape tiene los siguientes elementos básicos:

  • Colector de gases - Recoge los gases generados por las explosiones del motor.

  • Elemento catalizador - Reduce la cantidad de elementos nocivos de los gases.

  • Silenciosos que reducen la velocidad de los gases y el ruido que generan las explosiones del combustible en el motor.

Los siguientes síntomas son indicativos del deterioro del sistema de escape:

  • Vibraciones o golpeteos - Indican que algún elemento de sujeción del sistema de escape está dañado.

  • Sonido grave, como el de vehículos de carreras - Indica que hay alguna rotura o fisura en la línea de escape.

  • Pérdida de potencia - Indica el bloqueo del elemento catalizador.